Carta Astral




Trabajamos partiendo de tu Carta Astral y lo único que necesitamos saber para poder realizar el estudio astrológico es conocer los datos que le permitan trazar la misma, o sea, la fecha, hora y lugar de nacimiento. Con esos datos construimos tu Carta Astral como un diagrama que representa las posiciones aparentes de los planetas el Sol y la Luna. De nuestra experiencia, profesionalismo e intuición dependerá la interpretación de la misma.

Aparente quiere decir que vistos desde la Tierra nos parece, por ejemplo, que un planeta está junto a otro, aunque estén separados por miles de millas, pero su posición crea ese campo energético que influye sobre nuestro entorno, de la misma manera que la Luna es la responsable máxima de las mareas, los ciclos de reproducción de muchos animales, cosechas y otros cambios planetarios. O sea, vemos desde la Tierra el conocido Cinturón de Orión y nos parece que son tres estrellas gigantescas cerca una de otra cuando lo cierto es que están a muchos años luz de nosotros, y muy distantes unas de otras, de ahí el término aparente. Lo mismo sucede cuando un planeta está retrógrado, en cuyo caso nos parece que está "marchando hacia atrás".

Qué necesitamos para hacer la carta astral?

Para realizar una Carta Astral, es necesario disponer de las efemérides planetarias –un libro donde aparecen todas las posiciones respectivas del Sol, la Luna y los planetas cada año- las Tablas de las Casas, o de algún programa informático que utilice algoritmos de cálculo planetario, o tenga acceso a una base de datos de la NASA para tener con exactitud los movimientos planetarios. En la Carta Astral se representan los signos zodiacales, las Casas astrológicas, los planetas, las estrellas (en este caso solamente el Sol), la Luna y los aspectos astrológicos. Asimismo en tu horóscopo que puedes ver en nuestro website analizan los factores que están incidiendo en tu signo, los aspectos y probabilidades generales, los cuales, al conocer también tu Carta Astral te ayudan a personalizarlo pues cada día puedes ver el tránsito de la Luna en cada signo y las posiciones respectivas de los planetas retrógrados significativos.



La carta astral es un instrumento usado por los especialistas en Astronomía y Parapsicología, con la finalidad de predecir los aspectos más importantes de la vida en cada persona.
Se trata de un diagrama que representa con notoria exactitud la posición que tenían los planetas en momento del nacimiento, se calcula tomando como base el dato exacto de momento del nacimiento, hora, día, mes y año, de esta forma se establece la posición exacta de los astros y su influencia en la vida futura de la persona.

La carta astral expone las doce áreas predominantes en la vida del ser humano, cada una tiene un papel importante en el desarrollo de la persona. Las áreas de la carta astral son:

Primera área: En esta parte se expone la visión que el ser humano proyecta a los demás, es nuestra apariencia personal.

Segunda área: Esta área representan las cosas que tienen valor material para las personas, todo lo que consideramos importante y el dinero.

Tercera área: Representa el conocimiento, los nuevos aprendizajes que llegan cada día a nuestra vida.

Cuarta área: Representa nuestras raíces, lo que llevamos desde nuestros antepasados, lo que comúnmente llamamos el sello familiar.

Quinta área: Representa en las personas la relación con los hijos, con la familia y el desarrollo de la creatividad.

Sexta área: Es la relación que mantiene el individuo en el ámbito laboral, represente los hábitos y costumbres que tienen las personas.

Séptima área: Representa la parte sentimental de las personas, el amor. También hace referencia a la forma de interrelacionarse con el entorno, tanto laboral como amical.

Octava área: Expresa la forma como las personas enfrentan los problemas que se presentan en la vida.

Novena área: Es la parte espiritual de cada uno.

Décima área: Representa los logros materiales, la forma como nos ven las otras personas.

Undécima área: Es la relación con los amigos y conocidos, la forma de compartir con los demás.

Duodécima área: Representa los aspectos que no podemos dejar en la vida, lo que guardamos sólo para nuestro interior