REGRESIONES

La regresión en parapsicología engloba a un conjunto de técnicas que se apoyan en la hipnosis y otros métodos de alteración de estados de conciencia, para hacer que una persona recuerde acontecimientos de su supuesto pasado, tal como las escenas y emociones de un paseo, las voces de una discusión, el sabor de una comida o el aroma del campo en un amanecer campesino. Se trata de una técnica esotérica y pseudopsicoterapéutica que también se utiliza en la denominada «terapia de reencarnación». Cuando las vivencias son de supuestas vidas pasadas, es común que la persona sienta la certeza de estar aquí, en el presente, mientras al mismo tiempo tiene la sensación de estar en el pasado, con otra personalidad, lo cual le permitiría comparar y entender el posible origen de sus traumas o afecciones psicosomáticas.

Las vivencias de vidas pasadas se pueden atribuir a herencia genética, registros akásicos, consciencia universal, telepatía, fantasías o recuerdos de lecturas o películas. Sin embargo, se han dado casos en los que la información suministrada no parece corresponder a ninguno de los patrones anteriores, tal como decir que toda la familia murió en un accidente, hecho que rompe la cadena de descendencia genética y permite suponer que existiría una memoria extra-cerebral.

El cuestionamiento sistemático de los datos en el transcurso de la sesión, preguntando nombres, lugares y fechas, puede ayudar a discernir si se trata de una fantasía o de una vivencia real. Para aceptarla como tal, se recomienda comprobar, por lo menos, seis datos concordantes, como nombres, fechas, país, idioma, costumbres, clima, vestimenta, etc. Sin embargo, los defensores de esta teoría alegan que puesto que el objetivo es la sanación del paciente, en este caso carece de importancia la comprobación histórica de los hechos narrados. No obstante, existen casos en que las bases históricas han sido comprobadas, con fechas, lugares y situaciones, de los cuáles el sujeto no tenía conocimiento. En otras ocasiones en que los sujetos no pueden nombrar fechas o situaciones históricas, debemos recordar que en tiempos remotos o simplemente pasados, la gran mayoría de la población era analfabeta, no existían como actualmente, registros civiles que pudieran consultarse en el presente y muchas personas ignoraban las fechas o el nombre del sitio en que vivían. Esto hace muy difícil verificar tales datos, salvo en casos muy contados, por lo que la falta de datos históricos no constituye necesariamente una prueba de que se trata de fraudes o fantasías de la persona hipnotizada.

Una regresión se considera nítida cuando las sensaciones son claras, bastante semejantes a vivencias de episodios o eventos que se están viviendo. Los hechos, nombres de personas, lugares y datos que vienen a la memoria del paciente se relacionan, y éste siente una certeza íntima, absoluta, de su realidad.

La regresión es pictórica cuando las imágenes transcurren como si se estuviesen viendo en cine, y sinestésica cuando las escenas van acompañadas de sensaciones, tales como olor, calor, frío, peso, compresión, crisis alérgicas, lipotimia (pérdida pasajera del conocimiento, con debilidad de la respiración y la circulación), formas de epilepsia, o sentimientos de odio, venganza, susto, sorpresa, miedo, fobia o inseguridad.

La regresión intuitiva se caracterizan por recuerdos que se perciben inicialmente intuitivamente, simplemente como una sensación, y a medida que el trance hipnótico se profundiza y el paciente "se suelta", pasan a ser más definidos. La mixta es una combinación de vivencias nítidas, pictóricas, sinestésicas o intuitivas.


Paciente que fue sanado con la terapia de regresiones